4) Comprensión lectora

LibrosSegún la propuesta para Segundo año, y en concordancia con los lineamientos de la propuesta curricular del Ministerio de Educación, la lectura dejó de ser la “sonorización de los signos alfabéticos” para ser concebida como práctica cultural de altísimo nivel intelectual, con propósitos determinados y realizada en contextos específicos. A la lectura, en esta nueva versión, se la concibe como un proceso interactivo de comunicación en el que se establece una relación entre el texto y el lector, quien, al procesarlo, construye su propio significado.

LectorAsí, la lectura es un proceso constructivo que reconoce que el significado no es propiedad del texto, sino que el lector lo construye mediante un proceso de negociación flexible, en el que conforme va leyendo el texto le va otorgando sentido, según sus conocimientos y experiencias. Además es una actividad intelectual que se la hace con una finalidad, un objetivo o un propósito específico. Siempre se lee para algo.

El texto de Segundo año propone varias situaciones de comunicativas que dan sentido a la lectura, pero no suple con la expectativa de lectura que propone el currículo del Ministerio. Es el docente quien deberá crear otras situaciones reales para que a los y las estudiantes les interese, motive y provoque leer. Y así, en un trabajo coordinado entre docente y texto todas las actividades de lectura que se propondrán en el aula de clase, responderán a una necesidad sentida por los y las estudiantes.

Esto hace que autónomamente se acerquen al libro, a la enciclopedia, a la revista, con el objetivo de conocer más, para enriquecer sus opiniones y puntos de vista, para disfrutar de las ideas, etc. Y solo cuando las y los estudiantes se involucran afectivamente en la tarea de leer, es que comienza a tener sentido la enseñanza de las destrezas de comprensión lectora, pues las y los estudiantes comprenderán que son destrezas que pueden usar para comprender mejor lo que están leyendo.